EL HONOR DE ISRAEL GOW (en vídeo)

Hace mucho tiempo, en una entrada anterior, hablé de los cuentos que componen El candor del Padre Brown. Tal vez alguno de vosotros lo recuerde... Por si acaso, dejo enlace a la entrada donde comenté uno de esos cuentos, "El honor de Israel Gow".

Es una de mis historias favoritas, de lo mejor del libro, siendo todos relatos perfectos, llenos de colorido (no en vano, Chesterton era un gran pintor, metido a escritor y periodista, o al revés, quizá), de humorismo sano y encantador, de una buena filosofía de la vida, de la fe en los hombres, del amor de Dios (y a Dios), de agudos y finos pensamientos, con personajes entrañables, valientes, muy caballerosos (salvo algún que otro asesino...) y honrados, además de proponer unas memorables tramas que figuran en el imaginario colectivo de muchos de sus lectores y, desde luego, figurarán en el mío propio, mientras tenga memoria para recordarlos.

Era también uno de los cuentos favoritos de uno de los
mejores lectores del narrador inglés, el autor argentino Jorge Luis Borges. Para el sabio escritor y avezado "devora libros" que fue Borges, los cuentos de Chesterton son apólogos, es decir, historias con intención moral o moralizante. De ellos no solo se obtiene un placer estético; tras su lectura, con asombro y encanto, muchos de nosotros descubrimos que somos mejores, que la historia ha servido como catarsis purificadora y tal vez como lección para aplicarla a nuestra vida cotidiana. 

Os invito a releer el cuento y, en esta ocasión (para los que os manejéis con el inglés británico), quisiera dejaros un vídeo donde actores ingleses dramatizan ese inolvidable historia. 



Espero que os guste. Saludo a todos, con mis mejores deseos. Dios os bendiga, queridos amigos, y que Nuestra Señora, os proteja siempre y en todo lugar. Hasta pronto.
1