miércoles, 21 de abril de 2010

ALGUNAS NOVELAS POLICIALES (y 4)

CRONOLOGÍA DE ALGUNAS NOVELAS POLICIALES
Seriamente recomendables

Autores de la R a la Z

SAYERS, Dorothy L.,

Lord Peter descubre el cuerpo, 1928.
El enigma del veneno, 1930.
La muerte, agente de publicidad, 1933.
Los nueve sastres, 1934.

SIMENON, Georges,

Pietr el letón, 1931.
Crimen en Holanda, 1931.
El caso Saint-Fiacre, 1932.
Cécile ha muerto, 1940.
Firmado Picpus, 1941.
El inspector cadáver, 1941.
Maigret se equivoca, 1953.
Maigret tiende un lazo, 1955.
Maigret y las buenas personas, 1961.
Maigret y Monsieur Charles, 1972.


STOUT, Rex,

Fer-de-Lance, 1934.
La liga de los asustados, 1935.
La segunda confesión, 1949.
Las arañas doradas, 1953.
Tres testigos, 1953.

SYMONS, Julian,

El hombre que se mató a sí mismo, 1967.

VAN DINE, S. S. (seudónimo de Willard Huntington Wright),

El misterioso asesinato de Benson, 1926.
El caso del canario asesinado, 1927.
El asesino fantasma, 1928 (también traducido en castellano como La serie sangrienta).
Los crímenes del obispo, 1929.

WALLACE, Edgar,

El astuto Mr. Reeder, 1929.

WOOLRICH, Cornell (más conocido por su seudónimo de William Irish),

No quisiera estar en sus zapatos, 1943.
Ángel negro, 1943.
Lo que la noche revela, 1944.
La novia iba de negro, 1946.
La ventana indiscreta, 1954.

ZANGWILL, Israel,

El misterio de la casa Bow, 1892.

Con esto terminamos esta breve serie sobre algunas novelas policiales muy recomendables. Algunas son difíciles de encontrar hoy en día, pero la mayoría han sido reeditadas.

Como siempre, os deseo lo mejor. 
Buena lectura y que Dios os bendiga.

lunes, 12 de abril de 2010

FRASES CÉLEBRES COMENTADAS (3)

Hacía ya tiempo que deseaba escribir una nueva entrega de las frases célebres comentadas, pero no encontraba ni el momento ni el autor adecuado. 

Ayer estuve dándole vueltas al asunto y decidí que sería interesante incluir una selección de frases del ingenioso y entretenido escritor y dramaturgo irlándés George Bernard Shaw (1856-1950), que fue muy amigo de G. K. Chesterton.

Durante muchos años ambos sostuvieron largos debates en prensa y frente al público sobre los más variados temas: política, religión, literatura... incluso el vegetarianismo, al que tan aficionado era Bernard Shaw y que Chesterton detestaba con toda cordialidad.  Pero fueron muy amigos, no cabe duda.

El ingenio de Shaw es de sobra conocido y fue distinguido con un Premio Nobel de Literatura, que sin duda merecía, puesto que fue uno de los mejores dramaturgos europeos de su época. Os dejo con cinco de sus más conocidas frases. Espero que os gusten y os inviten a reflexionar.

1.-"La política es el paraíso de los charlatanes". Cuánta razón tenía Bernard Shaw. Es innegable que la política es un ámbito en el que en muchas ocasiones se usa la palabra con una vaciedad sorprendente. Los políticos son seres capaces de hablar horas y horas sin decir nada, y más cuando usan esa jerga que nada más que ellos comprenden, llena de cifras y datos que al ciudadano no le interesan o no comprende. 

2.-"Los espejos se emplean para verse la cara; el arte, para verse el alma". Se podría decir que el arte refleja el alma humana, por eso el arte es espejo del alma. En muchas obras literarias queda patente lo razonable y acertado del adagio de Shaw. Tal vez una de las obras donde mejor se refleje el alma humana sea precisamente El Quijote del inmortal Cervantes, pero hay muchas otras obras literarias, pictóricas o musicales donde el alma humana es retratada con una fidelidad y hondura asombrosas.

3.-"Cuando Dios creó el mundo vio que era bueno. ¿Qué diría ahora?" Esta frase demuestra la genialidad de Shaw. Parte de la consabida cita bíblica para ironizar sobre el estado actual del mundo. No sabemos lo que Dios diría del mundo ahora, pero seguramente no sería que el mundo es bueno. O tal vez sí, porque tal vez haya cosas que sigan haciendo bueno al mundo. Se lo preguntaremos a Dios... algún día. 

4.-"La estadística es una ciencia que demuestra que si mi vecino tiene dos coches y yo ninguno, los dos tenemos uno". De nuevo la originalidad y el humor de Shaw se hacen eco en esta frase de las paradojas de la estadística. Hoy en día los periódicos, la radio y la televisión se llenan de abrumadoras estadísticas, muchas de ellas tan falsas y desacertadas como la que Shaw escribió.

5.-"La literatura norteamericana es prodigiosa: ha pasado de la edad de oro a la decadencia en menos de un siglo". Shaw conocía bien la literatura norteamericana y sabía que había tenido su edad dorada en el siglo XIX, con autores como Poe, Hawthorne o Melville, mientras que en el siglo XX se hallaba en franca decadencia, algo que contrasta con las literaturas europeas, cuyo paso de la edad de oro de las letras a la decadencia duró más de un siglo.


Espero que esta selección de frases célebres de Bernard Shaw os hayan hecho pensar y os hayan gustado. Merece mucho la pena acercarse a las obras teatrales de Shaw. Os invito a ello. Mientras tanto, os deseo lo mejor.

Hasta muy pronto, amigos. Que Dios os bendiga.