jueves, 18 de marzo de 2010

ARTHUR CONAN DOYLE (7): EL REGRESO DE SHERLOCK HOLMES

SIR ARTHUR CONAN DOYLE (7): EL REGRESO DE SHERLOCK HOLMES

Después de unas cuantas semanas de ausencia, vuelvo al blog. Me apetecía escribir y he visto que tenía abandonada la serie sobre novelas policiales, así que me he dicho a mí mismo que sería bueno retomarla, y continuar con la semblanza de las aventuras del singular Sherlock Holmes, fruto de la feliz pluma del agudo escritor escocés Sir Arthur Conan Doyle (1859-1930). 

Habíamos dejado a Holmes muerto en la aventura de "El problema final" y aunque reapareció en la novela El sabueso de los Baskerville, muchos lectores lo echaban de menos en las aventuras cortas que publicaba la revista Strand. Para muchos lectores era imperdonable que Holmes siguiera ausente, así que la presión de estos lectores, sumada a la de los editores de Doyle y a la de la madre del propio escritor, que siempre fue una decidida defensora del personaje del más célebre detective de la historia de la literatura, forzaron a Doyle a componer una nueva tanda de aventuras. Eso fue lo que hizo en el año de 1903, cuando escribió las trece aventuras que forman The Return of Sherlock Holmes, publicadas en libro en 1905. 

La más interesante de todas es, sin duda, la primera, titulada "La aventura de la casa deshabitada", donde asistimos al reencuentro de Holmes y Watson. Dejaré que los lectores descubran por sí mismos la explicación que Holmes da a Watson sobre cómo escapó al terrible precipicio de las cataratas de Reichenbach. Resulta interesante leer cómo un personaje 'regresa de la muerte'. Y es que Holmes era demasiado interesante, demasiado poderoso como para morir de forma tan absurda. El personaje pudo con el autor, cosa que no le sucedería a Agatha Christie con Poirot. Es algo que tampoco le sucedió a Cervantes con su Don Quijote. Y es que cuando un autor se ve obligado a 'matar' a un personaje suyo, no debe dar marcha atrás. Pero Holmes era mucho Holmes.

Las trece narraciones que componen el libro son estas: "La aventura de la casa deshabitada"; "La aventura del constructor de Norwood"; "La aventura de los bailarines"; "La aventura del ciclista solitario"; "La aventura del Colegio Priory"; "La aventura del negro Peter"; "La aventura de Charles Augustus Milverton"; "La aventura de los seis napoleones"; "La aventura de los tres estudiantes"; "La aventura de los lentes de oro"; "La aventura del Tres-Cuartos desaparecido"; "La aventura de Abbey Grange" y "La aventura de la segunda mancha". Todas son interesantes y reflejan la gran imaginación y el talento narrativo de Doyle, pero si he de elegir me quedo, además de la citada "aventura de la casa deshabitada", con "La aventura de los bailarines" -singular problema de mensaje cifrado, a los que Doyle era muy aficionado-, con "La aventura de los seis napoleones" -de soprendente final- y "La aventura de la segunda mancha", uno de los problemas más intrincados a los que hubo de enfrentarse la agudeza del ingenioso señor Sherlock Holmes.

Os recomiendo vivamente que leáis estas trece maravillosas narraciones, porque todas demuestran la enorme capacidad de su autor en la composición de personajes y en la ideación de tramas policiales. Para algunos críticos esta serie es algo inferior en calidad a las precedentes, porque el personaje de Holmes era ya madura, pero yo creo que aún conservan el encanto y el atractivo de un personaje admirable y sin duda sorprenderán a todos aquellos que se acerquen a sus páginas. Espero que os guste el libro, si decidís leerlo.

Queda poco para que finalice esta serie sobre Conan Doyle, dentro de la serie general sobre novelas policiales. Como siempre, ha sido un placer comentaros este libro. Igual de placentero que a vosotros os resultará leerlo.

Cuidaos mucho y hasta nuestro próximo encuentro.