domingo, 3 de octubre de 2010

ESPAÑOLES FANTÁSTICOS

Conversaba hace unos días con un buen amigo mío y, como no podía ser de otra forma, salió el tema del blog. Me dijo que le gustaba mucho el mío, así como yo le comenté cuánto admiro lo que él escribe, pero me puso una pequeña tacha y es que siempre hablemos aquí de Chesterton, o como mucho, de los autores ingleses de su tiempo. 

Claro, siendo un blog homenaje a Chesterton, es inevitable que hable de él en casi todos los post, pero algo de razón tenía mi amigo y no era el primero que me criticaba ese tema. Por eso fue por lo que en su día escribí dos entradas dedicadas a las obras de Pedro Antonio de Alarcón

Visto que a este buen amigo mío le gustaría que aquí se tratara de otros autores, me he decidido a volver a nuestras letras, de las cuales tanto podemos preciarnos los españoles ya que poseemos una de las literaturas más ricas y artísticas de todo Occidente.

En esta ocasión, he decidido que puede ser buen argumento para un post el tratar de los autores españoles de literatura fantástica. Sí, como lo oyen: no sólo existen Poe, Machen o Lovecraft, también hay excelentes muestras del mundo de la fantasía, el terror y lo sobrenatural en nuestra literatura. 

Hace años leí con auténtica fruición un estupendo volumen que recoge algunos de los mejores relatos fantásticos escritos por autores hispánicos. Es la Antología española de Literatura fantástica, publicada por la editorial Valdemar en 1996. Este grueso volumen contiene más de 100 relatos de autores españoles (y algún hispanoamericano) que son auténticas joyitas de nuestra literatura, aparentemente más dada a la descripción del mundo real que a la de los mundos sobrenaturales.

La antología, recopilada por Alejo Martínez Martín, es una muestra muy completa de lo que se ha producido en nuestra lengua en el ámbito de lo fantástico. Además, supone un recorrido histórico por nuestra literatura, pues abarca desde un fragmento de la prosa de Alfonso X, el Sabio, hasta Gonzalo Suárez, el famoso director de cine. En sus páginas podemos encontrar verdaderos clásicos de lo fantástico en nuestra literatura, como el cuento "De lo que aconteció a un deán de Santiago con don Illán, el Gran Maestre de Toledo", de don Juan Manuel, que era uno de los relatos favoritos de Jorge Luis Borges

También contiene fragmentos del Amadís de Gaula, del Tirant Lo Blanch y del Quijote, de Cervantes. Un relato de Lope de Vega, fragmentos de Feijoo, Cadalso, Espronceda, Bécquer, Alarcón o de la Pardo Bazán, gran aficionada al género de los fantasmas. También aparecen, como no podía ser de otra forma, relatos de Leopoldo Alas "Clarín" y de Rubén Darío.

Entre los autores del siglo XX figuran Valle-Inclán, Unamuno, Baroja, Azorín, Alberto Insúa, Wenceslao Fernández Flórez, Pedro Salinas, Rosa Chacel, los gallegos Rafael Dieste, Ánxel Fole, Álvaro Cunqueiro y Gonzalo Torrente Ballester, o los más cercanos a nuestros días, Alonso Zamora Vicente, Antonio Mingote o Gonzalo Suárez. Es evidente que no están todos los que son, pero son todos los que están.

Todos los cuentos y fragmentos en prosa del libro merecen la pena ser leídos, aunque si me pedís que elija entre los que encuentro mejores, pues os diré que en mi humilde opinión los de don Juan Manuel, Bécquer, Alarcón, Darío y Cunqueiro son mis preferidos, sin que ello quiera decir que los otros no me gusten. Como digo, todos son excelentes para leer en una de estas tardes de otoño en que el mal tiempo no nos deja salir a pasear y todos son gozosas muestras del arte de narrar una historia fantástica.

Espero que os haya entretenido esta breve reseña. Convencido estoy de que, si leéis el citado libro, os gustará mucho. Que paséis una feliz semana y que Dios os bendiga. Hasta muy pronto, amigos.

9 comentarios:

Ale dijo...

No sólo me entretuvo la reseña: me fascinó. Voy a investigar algunos nombres que desconozco, y procuraré averiguar la disponibilidad de dicho volumen en las librerías y bibliotecas cercanas. Desconocía el favoritismo de Borges por ese relato de don Juan Manuel, como desconozco el relato mismo. Interesantísima entrada.

Un abrazo.

Fran Capitán dijo...

Gracias por tu amable comentario, Alejandro. El libro debe ser accesible, ya que se publicó hace no muchos años en Valdemar. Deberían tenerlo. De todas formas, algunos de sus relatos deben estar colgados en páginas de internet. Seguro que encuentras el de don Juan Manuel.

Un fuerte abrazo, amigo

Explorador dijo...

Gracias por la eña, tengo dos volúmenes de relatos de terror de Valdemar, pero es intereante saber que existe antología en Español, puede que se lean con un aroma más cercano, los anglosajones son increíblemente buenos, pero tantas tierras altas, leyendas escocesas y demás acaban pareciendo muy alejadas de uno, lo que está bien, aunque puede acabar cansando. Echaremos un ojo ;) Un saludo.

Fran Capitán dijo...

Gracias por tu visita, Explorador.

A mí me pasa lo mismo: por un lado, me encantan esas historias de terror o de suspense anglosajonas, pero por otro, me quedan lejos muchas de sus referencias o alusiones.

La antología que recomiendo merece la pena: que yo sepa, es la mejor sobre el tema y vienen los más grandes de la literatura española.

Un fuerte abrazo

escupiendolibertad dijo...

La fantasía hasta en habla hispana se puede leer. Me encanto.

Fran Capitán dijo...

Gracias por tu visita a mi blog, escupiendo libertad. Se agradece mucho. Iré a visitar el tuyo. En efecto, la fantasía es agradable en cualquier lengua.

Saludos

escupiendolibertad dijo...

Para ser más precisos el Lunes 8 de este mes abrí mi cuenta aquí, en Blogspot. Y pues como ve, apenas he garabateado con grafito un poco este pequeño espacio que espero crezca más. Un saludo a Ud y a su Mujer. Me dio no sé saber que gustan de leer también a Harry Potter.

Fran Capitán dijo...

Te deseo que tus páginas crezcan mucho. Estoy seguro de que así será. Las visitaré cuando pueda, no lo dudes. Y sí, a mi mujer y a mí nos gusta mucho Harry Potter. Hemos leído los libros, visto las pelis en el cine, comprado los dvd's, etc. Vamos que no me extraña que se hayan forrado a nuestra costa, jajaja.

Un saludo muy cordial y ánimo con el blog, amigo

escupiendolibertad dijo...

¡Valla! Gracias, sí; me gusta la idea.